El Futuro del Embalsamamiento

El Futuro del Embalsamamiento
¿Qué nos depara el mañana?

Nota Preliminar: este artículo y el estudio de los productos sin formaldehído mencionados aquí, se llevó a cabo hacen más de 5 años atrás. Aunque las cosas han cambiado un poco desde ese entonces, todavía el escrito sigue siendo relevante y entretenido.
Esa pregunta ni el médico chino se la podrá contestar pero yo tan solo me imagino lo que sucederá en un futuro no muy distante. Basta con observar la tendencia del mercado funerario a nivel mundial como para darnos cuenta hacia donde se conduce ésta profesión. La cremación, un fenómeno que ha estado presente desde finales del siglo 19 y principios del 20, tomó un impulso vertiginoso para los año 80’ y se propagó descontroládamente para el nuevo siglo 21. La cuestión es que nadie podrá pararlo!

Ahora bien; a qué podemos atribuirle tal mayúscula proliferación, ¿ah? Para comenzar, es muy obvio de que los factores socio-económicos han jugado un papel principal en el suceso. Esto es debido al aumento descabellado en el costo de vida, al nivel alto de desempleo nunca antes visto en el mundo, a la crisis económica mundial, a la falta de importancia que la nueva generación X y Y le otorgan a sus principios y costumbres, al alto precio de los servicios funerales tradicionales, al costo ridículo de los lotes de cementerio, a la pobre calidad de los embalsamamientos y en fín, a todo lo que usted quiera añadirle a la lista. Sea lo que sea la realidad es que dentro de los próximo 5 años ésta profesión vá a sufrir una catársis significativa y dentro de 10 apenas embalsamaremos el 10 ó 15% de los casos que lleguen a las funerarias. Es más, me atrevo a decir que hasta la palabra “funeraria” será sustituída por “Centro de Cremación” y en donde una vez hubo una sala de embalsamar ahora existe un horno de cremación. Los embalsamadores actuales nos uniremos junto a nuestros antepasados los egipcios y entonces pasaremos a formar parte de los libros de historia sin que ni siquiera Anubis puede hacer algo para evitarlo. Ese es nuestro cruel destino…

No seré hipócrita ni ofreceré supuestas soluciones para cambiar la manera de pensar de nuestra sociedad en cuanto a la disposición final de sus seres queridos se refiere porque nuestra extinción es inminente. Algunos profesores de Ciencias Mortuorias aseguran de que la ola podrá detenerse a tiempo debido a factores culturales y costumbres pero según lo que venimos observando todos los días en cuanto a nuestra sociedad se refiere, creo que la ola se convertirá en un Tsunami! La nueva generación no se respeta a sí mísma. Se matan unos a otros sin piedad. El materialismo y la corrupción política abarrotan nuestras vidas y los valores que una vez adquirimos de nuestros padres, prácticamente se han ido extinguiendo. ¿Creen ustedes que un individuo que mata a otro por puro chiste le importará el futuro del servicio funeral o de como lo entierren a él cuando le toque su turno? Obviamente la respuesta ustedes la saben…¿Y con esto es que mi amigo el profesor está contando? Lo siento mi amigo pero lamento decirte que tus predicciones son desacertadas.

El servicio funeral está evolucionando y ya vemos como la presión política y social exige un cambio. Los protectores del ambiente hipócritamente creen que pueden salvar al planeta tierra el cual lleva existiendo por sí solo durante millones de años sin que nadie lo tenga que salvar. Nosotros los seres humanos nos creemos “Superman” y en nuestras creencias egoístas y ambiciosas encerramos un sentido de que todo lo podemos arreglar. Lamentablemente la única manera en que el hombre arregla las cosas es con la violencia o sencillamente dañando otras cosas. De ésto hemos sido testigos a través de los años en donde tuvimos que arrojar 2 bombas atómicas sobre Japón para que la guerra pudiese acabar y dar paso así a los tensos años de la guerra fría. Somo expertos en “joder” a los demás para obtener nuestro bienestar. Así mísmo desaparecerá el formaldehído de las salas de embalsamar para complacer a los “eco amigos” sin importar lo que le suceda al embalsamamiento.

El Formaldehído y lo que le queda de vida

Según un estudio llevado a cabo en el 1984 por Judy Walrath y Joseph Fraumeni Jr., descubrieron la incidencia de Cáncer entre los embalsamadores de California y New York. Dicen ellos que la mortalidad ocasionada por Cáncer, enfermedades cardio-vasculares y suicidio fué marcádamente elevada! Muertes por Cáncer en el cerebro, colon, próstata así también como la leucemia fueron significativos. No obstante, las muertes por Cáncer en el sistema respiratorio no fueron tan significativas como se esperaba.

En la investigación se estudiaron aquellos embalsamadores que obtuvieron sus licencias entre el 1916 y el 1978 y que murieron entre los años 1925 y 1980. Los certificados de defunción de sobre 1109 embalsamadores fueron obtenidos para el propósito de éste estudio. Los factores a utilizarse fue la edad, raza y causa de muerte.

La edad promedio de los que morían resultó ser 62, lo cual al compararlo con el resto de la población resultó ser una edad relativamente jóven. Las muertes por Cáncer fueron significativamente altas al igual que las muertes causadas por isquemias cardiácas. Otras causas de muerte reportadas no significativas fueron las de cirrósis hepática, enfisema pulmonar, pneumonía y úlceras gástricas. Una causa de muerte que nos llamó mucho la atención fué la alta incidencia de suicidios entre este grupo de embalsamadores. Supuestamente la contínua exposición a ciertos nieles de formaldehído causa depresión y trastornos emocionales entre los embalsamadores!

El elevado número de muertes por Cáncer del cerebro fué consistente entre los embalsamadores de California y los de New York. Aunque este estudio tiene unas cuantas métricas cuestionables lo que sí demuestra es que a mayor cantidad de años en la profesión como embalsamador activo, mayor es el riesgo de adquirir Cáncer en el cerebro, colon y médula ósea, así también como la tendencia al suicidio. (Cancer and other causes of death among embalmers: Walrath & Fraumeni: Cancer Research 44, 4638-4641, October 1984).
El Embalsamamiento sin Formaldehído

Durante los último 5 años el formaldehído ha sido bombardeado inmisericórdemente por la sociedad, agencias reguladoras y los políticos en general. La falta de conocimiento y de estudios válidos contribuyen aún más a la desinformación y a la histeria colectiva que poco a poco lleva a nuestro viejo “amigo” al cadalzo. En tiempos anteriores casi todos los fabricantes de químicos para embalsamar defendían incondicionalmente al formaldehído por cuestión de conveniencia comercial: la molécula de formaldehído es sencilla, fácil de obtener y económica (.35 centavos la libra). Si echamos una ojeada a los viejos catálogos de la Dodge encontraremos como el uso del formaldehído se justificaba una y otra vez: “La molécula simple de formaldehído es indiscutíblemente el mejor preservativo conocido por la ciencia…” (Dodge Catalog 1990, pag. 20. derechos reservados). Aunque lo de “indiscutiblemente el mejor preservativo” es y era para ese entonces un término un poco arcaico y más bien una justificación por parte de una compañía que nunca se interesó por buscar una alternativa real al formaldehído, lo que sí podemos decir es que todos, exepto la Champion, seguían esa mísma predica hasta hace apenas 2 o 3 años atrás cuando la Aardbalm comenzó la fiebre de los líquidos sin formaldehído. Champion, al ser uno de los principales contrincantes de la Dodge durante muchos años, había comenzado a propulsar una alternativa claramente superior al formaldehído desde el 1955. Esa alternativa fué el Glutaraldehído, que por cuestiones de competencia y alto costo de producción nadie quizo seguir a la Champion. Imagínense ustedes: ¿cómo sería posible que el #1 aceptara que el #2 (para ese entonces) tenía razón? Y en éste jueguito de kindergarten se quedó rezagada la química mortuoria en manos de 2 ó 3 fabricantes.

La tendencia es clara a nivel mundial: quieren sacar al formaldehído del panorama y para siempre. La Unión Europea planifica eliminar al formaldehído y posiblemente también al glutaralehído! En Nueva Zelanda se redujo una vez más el nivel de formaldehío permitido en las salas de embalsamar y ya en los EEUU se notan las ganas de unirse a la parada de “salven al planeta”. Para hacerle frente a éste corre y corre algunos de los fabricantes se han dado a la tarea de formular alternativas sin formaldehío para embalsamar cadáveres. La Asociación de Funerarios de New Jersey (NJSFDA por su siglas en inglés), condujo un estudio en la escuela de medicina Robert Wood Johnson Medical School de ese estado en donde se probaron las alternativas presentadas por 4 compañías: Aardbalm, Champion, ESCO y Dodge. En nuestras propias palabras y para evitar caer en “plagio”, tal y como hacen aquí en PR a tutiplén con los trabajos escritos por otros autores, les resumiremos lo que allí pasó. Veamos…

Para comenzar estos nuevos productos no fijan el tejido,no preservan el cuerpo por más de 3-5 días, algunos poseen tintes muy pronunciados, tienden a hinchar los tejidos y hay que combinarlos con refrigeración cuando la disposición final ocurra más de 5 días después. Ya aquí tenemos varios puntos que cualquier embalsamador actual de seguro objetará.

Se utilizaron 4 casos por marca, con y sin autopsia. Entre todos se reportaron más o menos los mísmos resultados: buen color, los casos amarillos no tornaron a verde en ocasiones hasta 4 días después del embalsamamiento, una leve distención ocurría durante la inyección que luego de 12-18 horas volvía a la normalidad y en algunos como en el de la Dodge, por ejemplo, el color era muy intenso. La textura de la piel era gomosa y flexible, la consistencia de los líquidos es más viscosa y en todos los casos se recomendaba refrigeración luego de 5 días.

Los de Aardbalm son: Aardarterial, a base de yodo, Aardflo, co-inyector, Aardcolour, tinte y Aardedema. Estos últimos dos no se pueden usar en conjunto. Aardbalm asegura que los casos se pueden mantener de 3 a 4 días, aunque en ocasiones se han mantenido por 5-6 sin complicaciones mayores. Viene en envases de un litro.

Los de Champion más modernos son los Enigma. Enigma Arterial, Enigma Cavity y Enigma Compound. Vienen en envases de un galón. La compañía alega que pueden preservar un cadáver por 3-5 días, o hasta una semana dependiendo de la condición del mísmo.

Los de Dodge son los llamados Freedom. Freedom Art, Fredom Cav y los viejos Metaflow y Rectifiant que al parecer la compañía no los deja ni en las “cuestas”. La Dodge no especifica el tiempo de preservación pero nos sospechamos que es similar a la de los demás. Como siempre, en sus MSDS mencionan componentes “misteriosos” con la designación de “trade secret” para que nadie los copie…Ay! mi madre…Al tiempo del artículo ya habían reformulado el producto varias veces. El arterial viene en envases de 96 oz que son equivalentes a 6 botellas de 16oz. El cavity, como ya hemos observado por ahí, viene en botellas de 16oz en cajas de 24 botellas y a un precio que sobrepasa los $90.00 la caja. Las observaciones hechas por los muchachos que probaron el producto en PR son consistentes con los resultados de los americanos en New Jersey.

ESCO viene con su Freeform. Los usuarios de éste producto afirman que mantiene los cuerpos hasta por espacio de 10 días, y ahí está la primera diferencia que luego discutiremos más a fondo. Es el único arterial del grupo que viene en envases estándar de 16oz (otra gran diferencia)! Aparte del Freeform, ESCO solamente recomienda el uso del ya conocido Calsec (otra diferencia…y van 3). Como cavity ESCO recomienda el uso de 2 botellas de Freeform también! OTRA GRAN DIFERENCIA.

Resultados:

Todos los productos resultaron trabajar similarmente con la gran diferencia de que unos necesitan mayor cantidad de aditivos y algunos duran más que otros. En cuanto a la apariencia se refiere, casi todos fueron iguales y las alegaciones de los fabricantes fueron confirmadas por el experimento. Al comparar las dos marcas que tenemos en PR, ESCO y Dodge, econtramos unas serias diferencias las cuales discutiremos en detalle.

Para comenzar, Dodge recomienda el uso oneroso de sus co-inyectores Metaflow y Rectifiant cada vez que utilicen el Freedom Art, y no son 2 ó 3 botellitas solamente… Para casos de 150 lbs. debe utilizarse 6 botellas de Freedom Art, 3 de Metaflow, 1 de Rectifiant y 2 de Fredom Cav. En total 12 botellas ! ESCO recomienda una pre-inyección con una botella de Calsec en 46 oz de agua seguidos por una inyección compuesta por 4.3 botellas de Freeform y 2 para cavidades. En total son unas 7.3 botellas.

Para aquellos casos de 200lbs, la cosa con Dodge se pone buena: 7.5 botellas de Freedom Art, 4 de Metaflow, 1 de Rectifiant y 2 de Freedom Cav para un total de 14.5 botellitas! Si lo comparamos con la ESCO entonces tenemos: 5.4 botellas de Freeform, 1 de Calsec y 2 más de Freeform para las cavidades y un total de: 8.4 botellas! Casi la mitad. Según podemos notar, Dodge siempre “empuja” la inclusión de sus co-inyectores en cantidades que nos parecen un poco exageradas. La exigencia del arterial en cuestión se duplica debido al control exagerado de los co-inyectores. Aún en sus líquidos tradicionales si nos dejamos llevar por sus tablas de dilución, entre una y otra cosa utilizaríamos 6 – 7 botellas en un cadáver “normal”! No nos mal-intrepreten. Esto no es malo y quizás sea una de las maneras correctas de embalsamar un cadáver, pero el sentido común nos dice que a mayor cantidad de co-inyectores mayor será la cantidad de arterial porque lo estamos sobre-controlando! Buena técnica de ventas y me quito el sombrero ante ellos. Si los demás fabricantes hicieran lo mísmo de seguro que pudiesen vender más! Mientras Dodge recomienda 5 botellas de co-inyectores en un caso de 200lbs., los ingenuos de ESCO solamente recomiendan una sola…clecas! Si fuese yo “metería” a guisar también al POLAR y al Sofner. Después de todo las ventas es lo que importa, aparte de la preservación del cadáver, claro está!

Nuestra apreciación final es de que para acabar de dañar lo que ya es demasiado costoso, el servicio funeral tradicional ahora acabará de empeorar cuando obliguen a los funerarios a pagar sobre $100.00 la caja de líquido. Nínguna de las opciones presentadas arriba cuestan menos de $90.00 la caja y nínguna a su vez funciona mejor que el viejo formaldehído. Para mí personalmente no sirve nínguna y mientras haya formaldehído eso es lo que yo utilizaría. Al paso que vamos este será el último “aventón” que podrán aprovechar los fabricantes antes de que el embalsamamiento desaparezca por completo. Los más pequeños desaparecerán en los próximos 5 años y dentro de 10 apenas sobrevivirán 3 ó 4 marcas. Aquellas que tengan los suficientes recursos como para desarrollar, fabricar y mantener productos de sobre $100.00 la caja.

Prepárense ustedes porque el guiso se está acabando para los embalsamadores, funerarios, fabricantes de químicos para embalsamar, vendedores, escuelas y maestros de Ciencias Mortuorias. Vayan recogiendo que ésto ya se acabó!

Nota Aclaratoria: Los resultados de las pruebas se desprenden de los artículos citados anteriormente. Todos los productos señalados son marcas registradas de sus respectivos fabricantes. Nuestras conclusiones son enteramente de carácter personal y de nínguna manera representa una guía para la tanatopraxia. Se apercibe a los embalsamadores a utilizar su criterio profesional en cada uno de las tanatopraxias practicadas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s